martes, 17 de abril de 2007

CAMbio radical

Ya es martes.
Han acabado unas minivacaciones (para algunos, sobre todo, para los escolares) que han durado diez días, en Valencia.
Ya se nota más la regularidad del tráfico y que no hay tantos chiquillos por la calle.

Ha salido, por el fin, el sol después de dos semanas, y cuando tenía que estar todo en consonancia y armonía, ¡puñalada trapera!: ya están otra vez los de la CAM con comisiones nuevas que se inventan y, nada menos, que de 15 €. En este caso, me refiero al concepto "Comisión de mantenimiento de terminales punto de venta (TPV) = datáfono = el aparatito por el cuál se pasan las tarjetas débito/crédito para cobrar al cliente que, ya de por sí, se quedan ellos una comisión del importe de venta automáticamente.

Me refiero con lo de nuevas al igual que me cobraron 23,00 € por comisión anual de mantenimiento de libreta, cosa que nunca habían hecho antes.


Busco y leo la siguiente noticia en una revista de economía "Panorama actual":

"La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) obtuvo en 2006 un resultado atribuido de 334,8 millones de euros, un 21,5 por ciento más que en 2005, según anunció el director general de la entidad, Roberto López Abad."

¿Qué pasa? ¿Qué no tienen dinero para comer? ¿Acaso no es suficiente lo que ganan? ¿A costa de quiénes?
Pues eso, a ver si siempre voy a acabar con la frase. ¡Que les dén!...al mismo tiempo que a mi...

No obstante, aparte de sus comisiones abusivas y demás prepotencias, creo que la CAM es un módelo digno a seguir, al menos, en su política de trabajadores, ya que la mayoría de ellos son mujeres.
Por eso, y con respeto, este saludo de mi hijo mayor, Ricardo, va para quiénes se han olvidado del significado y de la diferencia entre "caja de ahorros" y "banco".

3 clientes vip:

pato dijo...

Por lo que veo , esta seña es mundial !!

rosy dijo...

Mundial y bien merecida !

juan rafael dijo...

je, je, es que mi hijo mayor es de aupa.